Posts tagged ‘alerta’

Jasta salimos enos papelis…

Alerta (24/05/2009):

Nuticia escaneáa [1]

Nuticia escaneáa [2]

__________________________________________________________

“Los Imparciales” (Edición digital de un concurso periodístico del Diario Montañés):

http://www.periodistaescolar.com/edicion2009/articulo.php?id=2623

P- ¿De donde viene esta iniciativa?

R- En los últimos años se han venido haciendo en Santander y Torrelavega algunos cursos de cántabro, y hemos pensado en la posibilidad de crear un soporte estable en internet para facilitar el acceso a los contenidos a la gente interesada en el tema que por un motivo u otro no pudiere acceder a ellos de otro modo.

P- ¿Por qué deberíamos aprender Cántabru?

R- Por humanidad.– El ser humano es un ser marcadamente social y tiene una serie de códigos para interrelacionarse e identificarse, estableciendo lazos de proximidad con sus semejantes. Si perdemos el cántabru, perdemos uno de esos códigos, que está exclusivamente en nuestras manos. Perdiéndolo, perdemos una parte de humanidad, nos alienamos.

Por solidaridad.– Si aborrecemos una parte de nuestra cultura tan importante como la forma lingüística propia, difícilmente nos van a parecer comprensibles los esfuerzos de otras partes de la Humanidad por conservar patrimonios análogos. O vamos hacia la cultura, o vamos hacia el desarraigo.

Por justicia.– Puesto que el decaimiento del cántabro se debe a interpretaciones sesgadas y hegemonistas que lo enfrentan de forma absurda al castellano. No hay unas lenguas dignas y cultas frente a otras indignas y bárbaras. Ningún lingüista moderno se atrevería a esgrimir argumentos de semejante jaez, propios de épocas más oscuras, aunque desgraciadamente estos seudoargumentos tienen aún un calado hondo entre la gente.

Por dignidad.– Una vez asumido lo injusto del desprestigio, lo consecuente es que vuelva a estar con naturalidad entre nosotros, como estuvo en un principio.

Por cultura.– Nadie discute hoy que saber varios idiomas enriquece culturalmente a quien los usa, pero saber una variante de las llamadas “minorizadas” predispone además a una postura más sensible ante la pluralidad cultural y la diversidad humana, lejos de visiones hegemonistas y superioridades ficticias e interesadas.
Por interés.- Ya que son las palabras de nuestros paisanos y familiares, y le dan nombre a múltiples cosas, lugares, apellidos, y abstracciones, por citar algunos ejemplos. Por su indudable interés filológico, que ha motivado múltiples estudios algunos de ellos de notable valor científico.

Por desinterés.– Porque no va a ser únicamente beneficioso esforzarse exclusivamente por aquello que reporta beneficios materiales.

Por placer.– Pues una vez que se vence el apuro de hablarlo y se coge una cierta soltura, ya no se pasa sin ello y uno se siente más en casa.

P- ¿Podemos considerar en Cántabru como un idioma o como un dialecto?

R- Ésta es una respuesta que han de dar los expertos, pero hay que poner a su disposición la totalidad del cántabro, que estando estudiado, no lo está al completo. Nosotros, como entusiastas, podemos decir que lo que tenemos hasta ahora no es un patrimonio menor, sino de unas proporciones considerables. No es de recibo que quienes menos se han ocupado de saber del tema se apresuren a ningunear o minimizar su carácter, cosa que ocurre demasiado frecuentemente.De todas formas, hablamos de un patrimonio que hemos de conservar en nuestra expresión diaria, no en formol ni en una urna. Si es una lengua propia, o bien una forma propia de interpretar la lengua, tiene que merecer por nuestra parte una atención primordial en todo caso, independientemente de la denominación científica que se le dé finalmente y del momento en el que esto ocurra.

P- ¿Podemos hablar de cántabros y cántabrus como dos formas distintas de entender Cantabria?

R- No, ésa es una distinción ininteligible. Quienes estamos en esto, si oímos a una persona decir una palabra en masculino plural acabada en “-us” deducimos únicamente que proviene de la zona cantabroparlante oriental, que comprende aproximadamente las cuencas del bajo Besaya, Pas, Pisueña, Miera y Asón, puesto que ese rasgo es el discrimina un dialecto de otro dentro del cántabro. Esa terminación distingue a los hablantes de una u otra zona, independientemente de las visiones políticas, ideológicas o filosóficas que tengan.

P- ¿Hay muchas personas interesadas en aprender Cántabru?

R- No son muchas, pero cada vez son más; hace unos años no había nadie que tuviera este interés. Los tiempos están cambiando. Vemos que hay una relación directa entre el interés suscitado y nuestra capacidad de trabajo, y ésta también crece.

P- ¿Se es peor cantabro por no interesarse en aprenderlo?

R- Hasta ahora las únicas normas que conocemos para ser un buen ciudadano de algún sitio son las provenientes de los libros de texto franquistas para ser buen español. No pretendemos reproducir ese esquema a una escala menor. Sin embargo, vemos que lo natural es estimular a los cántabros a participar de su propio patrimonio cultural, pues aunque gracias a internet hoy podemos llegar a todo el mundo, encargarle la conservación del cántabro a los bosquimanos o a una pléyade de tribus nubias sería una idea de tintes bizarros que entrañaría por lo demás serios problemas técnicos.Aparte de esto, en todas las comunidades lingüísticas hay desde personas adorables hasta verdaderas alimañas, si era éste el sentido de la pregunta.

P- Con esta iniciativa se pretende ampliar el número de hablantes de cántabru existentes, ¿hay mucha gente que actualmente lo hable?

R- No, si algo nos impulsa a actuar es el mal estado actual del cántabro, y es indisociable de una situación en la que un porcentaje pequeño de gente habla de una forma cada vez más desnaturalizada en una población ya de por sí escasa y aún más en el contexto de un estado que es infinitamente más grande en extensión y población.El estudio del cántabro puede pasar en poco tiempo de la lingüística a la arqueología, si se nos permite la expresión. Por eso nos parece importante la difusión de lo que por de pronto sabemos.

P- ¿Cree que sería interesante implicar a los ayuntamientos en este proyecto para su mayor difusión?

R- Sí, claro, y a cualquier otra institución u organismo comunitario, estatal, europeo o mundial. Por ejemplo, el cantabro ha sido citado por primera vez por la UNESCO, al tiempo que desde el Departamento de Cultura del Gobierno Cántabro se denegaba la declaración de éste como Bien de Interés Cultural. Tendríamos muchas sugerencias que hacer a todos ellos, pero los ayuntamientos serían un comienzo idóneo.

P- ¿Se han alzado voces en contra de su iniciativa? Si no es así, ¿espera que alguien lo haga?

R- Sí, es bastante posible que tertulianos, periodistas, columnistas, o escritores asiduos en las secciones de Tribuna Libre o Cartas al Director, por citar unos ejemplos clásicos, le hagan alguna mención si se enteran de la existencia de esta iniciativa. De ser así, fluctuarán entre el tono de patriota indignado, el escepticismo (fácil de propagar sabiendo que se trata de un tema ignorado), y el menosprecio elitista de quien siendo castellanoparlante se atribuye las glorias literarias de otros, Cervantes, por ejemplo. Son tonos recurrentes.

P- ¿Cree que al aprenderlo mejoraría la cultura que tenemos sobre nuestra comunidad?

R- Cuando hoy se le pregunta a la chavalería sobre el significado de la palabra “cajiga” y en vez de “roble” responde “centro de planificación familiar”, que no nos quepa ninguna duda de que sí que la mejoraría notablemente. Desarraigarse cambiando una parte del patrimonio cultural por el puro consumo, o por nada, no es en absoluto una situación de promoción de la cultura. Y es lo que está sucediendo aquí y ahora.

Anuncios

28/05/2009 at 17:30 3 comentarios


PROYEUTU DEPRIENDI

ESCUELA POPULAR DE CÁNTABRU A DISTANCIA

Escribi la tu direición e-mail

Únete a otros 189 seguidores

#cántabru

REPORTORIU

octubre 2019
L M X J V S D
« Jul    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías

Foru Esclave

Foru Esclave, atentu al Patrimoniu Lingüísticu Cántabru

Cantabria No Se Vende

Cantabria No Se Vende

Depriendi en Facebook

"Una lengua que nu se depriendi es una lengua a la que se mata" (Camile Jullian)

Feeds