Entrevista en Diagonal Cantabria nº20

10/06/2010 at 19:10 2 comentarios

PROYEUTU DEPRIENDI // ESCUELA POPULAR DE CÁNTABRU ON LINE

“Salvar el cántabru depende de las clases populares”

Jose Manuel Pastrana. Redacción

El Proyeutu Depriendi ofrece la posibilidad de aprender cántabro desde casa, mediante una web en la que se puede encontrar desde nociones de lingüística hasta irreverentes textos de crítica social, pasando por fragmentos literarios o grabaciones. Pronto arrancará la Operación Alcordanza, para recopilar voces cántabras entre los usuarios de la red.

DIAGONAL CANTABRIA: ¿Qué es el cántabru y cuál es su situación actual?

PROYEUTU DEPRIENDI: El cántabro es resultado de la evolución del latín en Cantabria, interpretado a partir de un sustrato indígena anterior y con aportaciones posteriores. Se adscribe como una variante diferenciada dentro del diasistema leonés, con rasgos fonéticos, morfológicos y sintácticos propios. En un pasado no tan lejano, muchos de los habitantes de Cantabria se expresaba cotidianamente en cántabru, pero la diglosia y un concepto erróneo de lo que debe ser el uso del castellano ha motivado el desprestigio y acorralamiento social de este patrimonio. Hoy día, mucha gente joven no se reconoce en el habla de sus abuelos, cuando lo normal hubiera sido que hubiera cogido ese testigo idiomático, hasta el punto de que la UNESCO ha alertado recientemente sobre su grave peligro de desaparición.

D.C.: ¿Cántabru o Montañés?

P.D.: Por englobar mejor al conjunto de hablantes (un hablante pasiegu, campurrianu o lebaniegu no reconoce su lengua con el exónimo “montañés”) y tener unas connotaciones de dignificación (como ocurre con asturianu/bable o aragonés/fabla), preferimos usar “cántabro”, sin rechazar el término “montañés”, que goza de cierta difusión.

D.C.: ¿Cómo y por qué surge este proyecto?

P.D.: Desde la Asociación Cultural L’Argayu (entre otras) se vienen organizando en los últimos años cursos de cántabru presenciales y grupos de hablantes. El Proyeutu Depriendi surgió para responder a la demanda de un espacio el que acceder a los “apuntes”, haciendo de escuela a distancia también.

D.C.: ¿Qué recibimiento estáis teniendo hasta el momento?

P.D.: Estamos tan contentos como sorprendidos, porque no esperábamos tener 60 personas suscritas y una media de 450 visitas semanales. Hasta tal punto que el objetivo inicial se ha superado y Depriendi se ha convertido, además de en una escuela a distancia, en punto de encuentro para ir unificando criterios en la necesaria normativización de nuestro patrimonio lingüístico.

D.C.: ¿Cuál es la metodología?

P.D.: Visitando la página o en el correo a través de suscripción, el alumnado tiene acceso a una serie de contenidos teóricos y prácticos, a los que pueden aportar con sus conocimientos, plantear cualquier duda y contestar a los ejercicios que en ocasiones se proponen.

D.C.: ¿Por qué aprender cántabru en tiempos de globalización?

P.D.: Saber varias lenguas siempre enriquece, pero saber una de los llamadas “minorizadas” predispone además a una postura más sensible ante la pluralidad y la diversidad cultural. Son palabras de nuestros paisanos y familiares. Como el cántabro evolucionó adaptado a nuestro medio durante siglos, constituye un vehículo comunicativo idóneo, cuyo decaimiento sólo fue provocado por la imposición y las interpretaciones supremacistas. Animamos a acercarse a este patrimonio por justicia, por solidaridad, por cultura, por placer y por dignidad. La preservación o la pérdida de este patrimonio de la humanidad está en manos de las clases populares cántabras.

D.C.: ¿Cómo tratan las instituciones autonómicas el cántabru?

P.D.: La situación va del ninguneo al desprecio. Mientras el asturiano goza de una ley de uso y protección, el leonés y el extremeño aparecen reconocidos en los respectivos estatutos de autonomía y el mirandés es cooficial en la república portuguesa, la Consejería de Cultura ha denegado la declaración de Bien de Interés Cultural con argumentos impropios de ese organismo y de este siglo. Los gobiernos cántabros pueden apuntarse el dudoso “mérito” de tener la única modalidad lingüística patrimonial no castellana sin ningún reconocimiento estatutario ni figura de protección relevante de todo el Estado.

DEPRIENDI. Un esfuerzo por recuperar la lengua autóctona.

http://www.diagonalperiodico.net/cantabria/spip.php?article421

http://www.diagonalperiodico.net/cantabria/

Anuncios

Entry filed under: DEPRIENDI ENOS MEDIOS. Tags: , , .

Luétiga – Los salcis esnuga l’airi Operación Alcordanza: voces de Cantabria

2 comentarios Add your own

  • 1. Sigurón  |  11/06/2010 en 8:16

    El extremeño no está aún reconocido como tal en el estatuto de Autonomía, más quisiéramos. Lo que sí que tenemos es que la fala de Xálima está declarada BIC (debido a presiones galleguistas, no por otra razón) y además en el estatuto de autonomía actual hay una mención en general a que “corresponde a la Comunidad Autónoma la protección de las peculiaridades
    lingüísticas y culturales” que no ha tenido mucho peso ni ha supuesto mucho. Respecto a nuestro próximo estatuto no sabemos cómo quedará la cosa, el borrador habla de la protección de “modalidades lingüísticas extremeñas” (usando una terminología similar a la de la constitución del estatuto andaluz), sin aclarar qué son ni en qué consisten esas “modalidades lingüísticas” ni cómo hay que protegerlas, si se refieren al altoextremeño también o si consideran que es una lengua a proteger o simplemente meras “hablillas” y “acentos” (la terminología, empleando la expresión “modalidad lingüística”, es igual de ambigua que para el estatuto andaluz, de hecho, con la diferencia de que el estatuto andaluz especifica más de qué modalidad se trata). Eso es mejor que no tener nada, pero no es exactamente lo mismo que tener una mención explícita al extremeño y un reconocimiento del extremeño plasmado sin ambigüedades en el estatuto. De hecho ocurren muchas cosas que no casan con estas menciones al patrimonio lingüístico extremeño en los estatutos, como la manera en que se ha tratado de esconder bajo la alfombra el tema de la situación del portugués oliventino pese a que el Consejo de Europa ha tratado de pedir información al respecto varias veces:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Portugu%C3%A9s_oliventino#Situaci.C3.B3n

    Responder
  • 2. Sigurón  |  11/06/2010 en 8:30

    De hecho tal y como está expresado en el estatuto y en el borrador del nuevo ni tan siquiera queda con ello queda reconocida la mera existencia del (alto-)extremeño (tal como está redactado no queda establecido ni que sea algo diferente del resto de hablas extremeñas ni que sea una lengua y no simplemente una “hablilla” o un “acento” más entre lo que se puede encontrar en las hablas extremeñas). No se puede decir que en esas menciones hay un reconocimiento del extremeño cuando se trata de generalidades sobre el patrimonio lingüístico extremeño que no mientan el extremeño ni reconocen su existencia en sí.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


PROYEUTU DEPRIENDI

ESCUELA POPULAR DE CÁNTABRU A DISTANCIA

Escribi la tu direición e-mail

Únete a otros 173 seguidores

#cántabru

REPORTORIU

junio 2010
L M X J V S D
« May   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías

Foru Esclave

Foru Esclave, atentu al Patrimoniu Lingüísticu Cántabru

Cantabria No Se Vende

Cantabria No Se Vende

Depriendi en Facebook

"Una lengua que nu se depriendi es una lengua a la que se mata" (Camile Jullian)

Feeds


A %d blogueros les gusta esto: