El cambiazu (Jesús Cancio, 1928)

05/12/2011 at 18:45 4 comentarios

Salvador Jesús Cancio (Comillas, 1885 – Polancu, 1961) comenzó trabajando como corresponsal en el quincenario de Cabezón El Progreso. A los 20 años inicia sus colaboraciones en La Atalaya, donde envía poemas y relatos de corte costumbrista. Irá siendo conocido como “el poeta del mar”, por la honda vinculación que adquieren sus versos y el Cantábrico.

En 1921 publicó “Olas y cantiles” y cinco años después “Bruma norteña”. En 1930 publica en colaboración con Adriano García Lomas “Del solar y la raza” sobre la tradición y el folclore cántabro. El mismo año se publica “Romancero del mar” y es nombrado hijo predilecto de Comillas.

Tras la sublevación franquista y la ocupación militar de Cantabria en 1937, fue denunciado por “rojo peligroso” debido a su militancia republicana. Para sus delatores y jueces pudo más su ideología que su carácter pacífico y su comportamiento ejemplar como concejal de Comillas. Fue encarcelado en Sanander.

En 1941 le llegó el indulto, siendo desterrado a la capital del Reino, casi ciego y sin apenas recursos. Comienza entonces a gestarse su obra de posguerra, compuesta principalmente por “Maretazos” y “Barlovento”, donde muestra su “palabra herida en el terrible extrañamiento que le hace ahogarse de polvo en Castilla y añorar tanto sus cantiles y el olor del salitre y de la brea” (Regino Mateo). Aún hoy, tres décadas después de la muerte del dictador, sigue siendo muy difícil acceder a sus escritos, a la espera de que se reedite su obra.

 

El cambiazu

Cómo cambia de pinta el lambiuzu
Si vos jala unos mesis la teta.
Qué güétabus cría,
Qué espaldalis mas llenus de jebra;
Qué trisnau, que jampudu se poni
El rollo de manteca,
Y cómu encogolla
De pues a cabeza;
Qué esmengonis le da al escanillu
Al querer jorricasi con juerza;
Cómo restroliza
Y se columpiea.
Quien le vio más flacucu que  un jilu,
Con ciuraña en sus carnis resecas,
Quien le vió con los papus caíus
De pura flojeza,
Jaciendo pucheros,
Sin poder babear tan siquiera,
Quien le vio del color de los tronchus
De la propia yerbuca triguera,
Y chumpar el bolinche de berza
Y de jambri lambesi las yemas,
Que arrepari agora
Qué cambiau li encuentra,
Con qué agallar garduña el indinu
A to el que le aburri, a to el que le apesta,
Cómo se espabila,
Cómo jaz piruetas,
Y cómo respinga
De pura jartera;
Cómo torna los llorus en risas,
Cómo jaz cien guiñus, como haz cien muecas
Cuando a cuchos el ama le poni,
Ya jacer pinucos, con amor le enseña.
SI to aquel que agüeli
Las verdis praeras
Que hay en la Tierruca,
To el que absorbi el perfumi a verbena,
Y a floris de malva,
Y el vahu saludable que surti de ella,
Por delicaducu
Y esmirriau que sea,
Si es que jechu migas
Mezcló con la nuestra
La sangri aguachaa
Que trijo de afuera,
Yo columbro que da tal cambiazu
Que no le conoci ni su madri mesma.
Amas de mis vallis
Y de mis aldeas,
Clavellinas bruñías y suevis,
Violetucas pintás de la sierra,
¡bien haya el resuellu
Y el vigor empapau de ternezas
Que injertáis al chicucio postizu
Que vos jala unos mesis de teta!

¡Por eso vos buscan,
Por eso vos llevan
Los señoritangos
Con sayal de sea!
¡Por eso vos lucin
Con tanta fachenda
Por callis, por plazas
Y por alameas!

De esta suerte decía un pasiego,
Un pasiego castizo y poeta,
Desgranando de estrofa en estrofa,
Su amor a la raza, su amor a la tierra.

Jesús Cancio en “Del solar y la raza”, Tomo I (1928)

About these ads

Entry filed under: DECUMENTOS ESCRITOS. Tags: , , .

La toponimia L’Argayu denuncia que el Día de las Letras de Cantabria “nace cojo y sordo”

4 comentarios Add your own

  • 1. sorgintxo  |  05/12/2011 en 20:44

    precioso. Directo al corazon.

    Responder
  • 2. maldau  |  31/12/2011 en 3:10

    Que la mozandá nu esté estudiando a Jesús Cancio enos colegios de Cantabria es imperdonabli. Pa mí que se quiten Pereda y tóos los señorucos, y tena l’espaciu que merez isti poeta y aluchaor del pueblu.

    Responder
  • [...] Y lo que yo deseo es saber cómo la llaman a esa fuerza misterios los aldeanos pasiegos, los legítimos herederos de las grandes virtudes de una raza admirable, que es honra y gloria de la Montaña… ¡Harto estoy ya de gregajos y de latinajos!… Y si cada cual, en este país de las siete lenguas, tiene su dialecto para andar por casa, yo no he de ser menos que el gallego y que el catalán y que el asturiano… ¡Yo aprenderé el dialecto del rincón pasiego!… Porque si Dios me devuelve la perdida salud, que no se por donde anda, y si algún filántropo me subvenciona, a Pas hemos de ir, usté y yo, a ver si aquella buena gente nos quiere enseñar la vieja fabla que tan magistralmente domina el insigne poeta montañés don Jesús Cancio, de quien son estos deliciosos versos, titulados “El cambiazu”… [...]

    Responder
  • 4. Elena Esther Pérez Andrés  |  19/11/2012 en 20:35

    Cómo duele saber que nos dieron el cambiazu. Saber que con la teta se llevaron todas nuestras raíces para hacer su “obra” Así estamos…a pesar de los que no nos rendimos.

    Responder

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


PROYEUTU DEPRIENDI

ESCUELA POPULAR DE CÁNTABRU A DISTANCIA

#cántabru

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

REPORTORIU

diciembre 2011
L M X J V S D
« oct   ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Escribi la tu direición e-mail

Únete a otros 93 seguidores


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Categorías

Foru Esclave

Foru Esclave, atentu al Patrimoniu Lingüísticu Cántabru

Cantabria No Se Vende

Cantabria No Se Vende

Depriendi en Facebook

"Una lengua que nu se depriendi es una lengua a la que se mata" (Camile Jullian)

Feeds


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 93 seguidores

%d personas les gusta esto: